miércoles, 15 de agosto de 2007

Carlos Paulino


ALBACEA
La soledad murió en tus labios, escatimada por olvido cristalizado, húmedo producido por tus lágrimas consignadas a borrar heridas. Tu yó observó la contienda al tiempo del grito desesperado alcanzando tus besos, y llego la inquietud como alarma de pies a cabeza susurrando tu nombre buscando la razón de tu finada. Ahí cuando la fisiología te abandonó, tu sonrisa dejo de fintar, sin motivo alguno tus signos se fueron consumando con el desvanecer de la tarde. El tarot lo predijo tarde, pero seguro una lágrima será tu tiempo, y mis manos tu albacea.

2 comentarios:

carlos rey dijo...

Carlos ha evolucionado mucho y su poesia refleja hoy una experiencia tecnica que lo hace ser un gran poeta maeño.El es quizas el primero aqui en Mao en cultivar la poesia en prosa.Exitos.

Carlos Reyes.

Roselio Camacho dijo...

Muy buena poesia.

Adelante!!!